© 2019 by chetecortés

Oficina:

Av. Primavera 120, 224A, Chacarilla, Santiago de Surco, Lima, Perú.

Whatsapp:

Escríbeme al 949 14 21 21.

contacto@chetecortes.com

  • YouTube - Círculo Negro
  • Black Facebook Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Instagram Icon

Horarios de Atención:

  • Lunes a Viernes

  • 10am a 2pm - 4pm a 7pm.

Historia de

La Cocinamoderna

Entra en un estilo de vida  práctico y sencillo, una vida moderna.

Hola soy Daniel Cortés (arquitecto) y en el año 2017 mi madre se cansó de no sentirse bien mientras hacía lo que más le apasiona, cocinar!

Se sentía esclava  de la cocina.

Ella disfruta de cocinar pero tener que estar encerrada para hacerlo, no la estaba haciendo feliz. Mientras todos disfrutábamos de los almuerzos de domingo en familia, días festivos como el día de la madre, del padre y Navidad; ella se perdía de todo al estar metida en la cocina, calentando los platos o encargándose de algún pedido de la visita.

Siempre estaba sola 

en la cocina.

La cocina siempre fue el punto de reunión de la familia donde podíamos juntarnos a conversar a diario, luego de trabajar todo el día fuera de casa, contarnos las noticias y los problemas del trabajo o estudios.

Cocina de mis padres en el Año 2016.

No era la falta de espacio.

Pero conforme fue creciendo la familia, era imposible que más de 2 personas estuvieran dentro de ella. Mis papás sentían la incomodidad, algo no andaba bien, siempre me decían que es la falta de espacio, la incomodidad al cocinar, pero el problema era otro.

Algo más pasaba.

La conversación siempre era interrumpida, la persona que trabaja en casa pedía permiso para pasar por la puerta (al lado del comedor de diario) o siempre teníamos que sacar algo del refrigerador, fue entonces que me pregunté:

 

Comedor de diario - 2016

¿Por qué mi madre tiene que vivir esclavizada a la cocina?  

Es a veces que ese amor a los demás, nos hace sacrificar nuestras propias vidas, pensando que es lo mejor para nuestros seres queridos. Fue luego de esta experiencia con mi familia, que descubrí que una cocina es más que un simple lugar de preparación de alimentos y que para muchas personas se ha convertido en un espacio lleno de ataduras.

 

Es así, que a través de las cocinas, decidí ayudar a otras personas, a romper las cadenas que mantiene atada sus vidas, día a día.